Reseñas

«The Assistant», un magnífico drama de acoso sexual

«The Assistant», retrata de forma magistral el acoso sexual sin recurrir a escenas explicitas.

La película de Kitty Green, catalogada por muchos como la primera del movimiento #MeToo, es una pieza formidable que representa un drama de abuso sin recurrir a escenas explicitas con contenido sexual; centrada en una historia que nos recuerda a Harvey Weinstein, y el sombrío panorama de abuso dentro de la industria cinematográfica de Hollywood que durante los últimos años ha quedado en evidencia, gracias a las denuncias y revelaciones de víctimas de una practica sistemática de la que fueron victimas tanto mujeres como hombres cuyo único sueño era abrirse camino en el séptimo arte.

The Assistant inicia con una escena centrada en la llegada de Jane a la oficina, en la que trabaja como asistente junior de un magnate de los medios; la escena de más de 5 minutos es una muestra del compromiso y dedicación de una joven recién graduada que cree firmemente en que su esfuerzo le permitirá llegar lejos; durante estos minutos Julia Garner empieza a lucirse con una interpretación que con el pasar de cada minuto va de más a mucho más, al llevar la carga de una película en la que los diálogos resultan ser pocos; pero los gestos, las posturas, las miradas y el comportamiento terminan transmitiendo un poderoso mensaje.

El trabajo de Jane se resume a llevar la agenda de su jefe, a cumplir con cada capricho del magnate, pero también a tapar y limpiar los desastres que este causa en su oficina; limpiar el mugre, recoger jeringas, limpiar manchas en el sofá e incluso lidiar con algunas mujeres parecen ser el diario vivir de esta joven que tendrá que vivir un día cargado de muchas emociones.

Sin embargo Jane se rehúsa a tener que lidiar con mentiras y más cuando se trata de la esposa de su jefe, lo que termina enfureciendo al magnate quién con una llamada le deja clara su posición y nos da una imagen de lo autoritario que puede llegar a ser un personaje al que nunca vemos en la película. Es aquí cuando La Asistente decae ante la presión de su jefe, sus sentimientos, su idea, real,  de los abusos que este comete con otras mujeres, y su deseo de poder cambiar las cosas, la llevan a la oficina de recursos humanos al otro lado de la calle; aquí Jane se enfrenta a la realidad del sistema que trata de disimular los abusos del hombre más poderoso de la compañía. Pero lo que le sigue a su frustrado deseo de justicia es simplemente sombrío, la validación del abuso de poder, del acoso laboral y sexual se resume a un email en el que su jefe justifica el trato que le da por el «potencial» que ve en ella, algo con lo que muchos podrán llegar a sentirse identificados.

Al final un pequeño detalle, que puede pasar desapercibido, deja ver que en Jane sigue existiendo su deseo de apoyar a las mujeres víctimas de su jefe y que con un pequeño gesto puede ayudar así sea a una de ellas.

La actriz Julia Garner, ganadora de un Emmy por su trabajo en Ozark, nos ha llevado por una montaña rusa de emociones con una actuación que sin duda la pone en el radar de la temporada de premios, pero no es la única ya que la directora y guionista Kitty Green logra un gran trabajo detrás de cámaras al convertir una historia sencilla en una poderosa herramienta para transmitir un mensaje en un momento muy significativo para las víctimas de abuso.

The Assistant es una de las mejores películas del 2020, por el manejo de la historia, por la gran interpretación de Julia Gaarner y por el enorme trabajo detrás de las escenas que logra transmitir, sin muchos recursos, cada sentimiento de la protagonista de esta historia.

Comments
To Top